domingo, 27 de julio de 2014

El libro de Doña Petrona

Esta no es la simple compra de un libro, es una reparación. Desde que faltó de la casa de mi vieja hace un par de años muchas cosas empezaron a perder "ese" sabor. Y lamentablemente eso ocurre en los momentos clave de la cocina, ocasiones particulares, porque uno esta con amigos, con poco tiempo, por hacer o ir a un festejo... y quiere llevar "ese" sabor de la infancia. Ese sabor de la infancia para mi es el de "Doña Petrona"
Porque uno puede bajarse la receta apuradamente de Internet, pero ninguna saldrá como en las recetas de los libros mas viejos de Petrona.
Y hoy, a la salida de la Rural, fuimos con Lore a la Feria de Libros Usados de Plaza Italia, y ahi estaba esperándonos, una edición dieciocho, a buen precio, en el primer lugar donde preguntamos.



Lo mejor fue sentarnos en el viaje de vuelta a observar las láminas de color, con esos dibujos irreales de las tortas y las comidas. Irreemplazables... ya tienen sabor en si mismas.




La semana pasada una amiga mostró con orgullo unas fotos de su copia, a partir de ahi, luego de pasarme una receta largamente extrañada, sabia que tenia que tener uno de estos en casa, y este llegó para quedarse. Ahora a cocinar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada